viernes, 5 de agosto de 2016

Carta de Dios a un Humano


No puedo decirte si existo o no, pero si puedo regalarte unas palabras…

Deja de rezar, deja de darte golpes en el pecho, lo único que quiero es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida; que goces, que cantes, que hagas arte, que llores, que rías…
He dejado las estrellas en el firmamento, las flores del campo, el amanecer y el atardecer para que me veas; las aves cantoras, el murmullo de la brisa para que me oigas; he dejado los frutos y nada he querido negarte para que siempre me recuerdes y sepas que te amo.

Olvida los templos, las iglesias… mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas. Ahí es en donde vivo y ahí expreso mi amor por ti, mi casa está en ti , en todo los hombres y mujeres, animales y plantas, en todas las cosas que existen; esa es mi casa.

Yo no tengo sacerdotes, pastores, gurús, rabinos; no busques tu camino con ellos… la vida se trata de encontrar tu camino mirando hacia tu interior, descubriéndolo por ti mismo.

No podrás encontrarme en ninguna Biblia, en ningún Corán, Canon pali, Torá, Araniaka o en algún otro libro… Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus padres, en los ojos de tus hijos o los del ser amado… No me encontrarás en ningún libro.

Deja de culparme de tu vida; eres tú mismo que te has encadenado a ti mismo, a tus vibraciones negativas; te has encadenado a la envidia, al egoísmo, al odio, a la vanidad, a los celos, a todo eso te has atado; eres sólo tú quien ha querido sufrir. Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.

No te podría decir si hay algo después de esta vida, pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de vivir...

Yo puedo existir para ti si tu eliges que exista, puedes darme la imagen que tú desees; puedes creer en mi si tú lo deseas, pero… no es lo que yo deseo… no quiero que creas en mí, quiero que adores a la vida, que adores a tu propio cuerpo, quiero que creas en el respeto, en la naturaleza. Quiero que sientas toda la vibración del universo cuando besas a tu ser amado, cuando logras ver los ojos de tus hijos, cuando me ves en la sonrisa de tus padres.

Y si en realidad deseas buscarme, comienza por buscar dentro de ti, descubrirás que soy parte de ti y tú eres parte de mi… y sobretodo, descubrirás que ambos formamos este hermoso, perfecto y poético ente llamado universo.

Publicado el viernes, 5 de agosto de 2016 por @Cyberprimo

martes, 19 de julio de 2016

Trabajando Inteligentemente


A estas alturas creo que todos sino es que la mayoría nos hemos dado cuenta que trabajar arduamente no es sinónimo de ser productivo. Podemos hacer mas con menos eso es seguro y optimizar nuestro valioso tiempo. 

Es por eso que quiero compartirles un par de tips que he encontrado en el blog de Isra Garcia y que me he aplicado para este fin. Aquí hay algunas técnicas que son útiles para optimizar nuestro tiempo y esfuerzo:


Evalúa todo lo que necesita ser hecho por ti

¿Recuerdas la campana de Gaus? Aquí aplica igual, el 80% de lo que obtienes proviene del 20% de tus esfuerzos. Identifica que 20% es el más valioso, una vez hayas hecho esto, enfoca tu tiempo y energía en esa dirección que crea el progreso.

Esto es posible seleccionando los indicadores de éxito adecuados que manejan tus actividades. Es necesario crear tareas con las que poder lograr gran impacto. Aquí tres fundamentos para evaluar el potencial de impacto:

1. Examina detenidamente tu estrategia y métodos desde la perspectiva de tu situación particular.
2. Articula y analiza el impacto de tu trabajo en ti mismo, tu equipo, socios y clientes.
3. Evalúa tu propia habilidad de ejecutar, centrándote en la estructura de tus activos y capacidades.


Aumenta los objetivos a corto plazo, reduce aquellos a largo

Esto se consigue dividiendo los objetivos a largo plazo en bastantes objetivos a corto plazo. Imagina que quieres dar la vuelta al mundo en tres años, ¿dónde te gustaría estar el año que viene?

Digamos que quieres crear una empresa, con un producto diferenciado. Tu objetivo a un año sería desarrollar, comercializar y analizar las ofertas del mercado. Tus primeros 30 días deberían estar enfocados a definir el propósito, audiencia y uso del producto.

Es posible trabajar en una multitud de proyectos con una gran variedad de objetivos, la clave está en dividirlos en micro-objetivos que puedas cumplir cada día y que no te lleven más de 30 minutos o 1 hora para completarlos. Cuando el micro-objetivo requiere más tiempo, lo divido en bloques de 90 minutos, tiempo máximo de enfoque intenso en algo (ritmos ultraradianos). Limita los proyectos, negocios o tu profesión a objetivos limitados con resultados medibles, eso te permitirá no quedar sobrecogido por el trabajo.


Aprovecha tu ciclo

Conozco a personas como Josef, Juan, Oscar y Aitor que son más productivos por las mañanas que por las tardes o noches. En cambio otros como Enrico, Diego o yo mismo, trabajamos mejor por la tarde – noche. La mejor manera de trabajar inteligentemente es aprender cual es tu ciclo. Examina que horas son aquellas que completas más tareas, de la misma manera que aquellas horas en las que solo piensas en descansar, hacer deporte, leer o escuchar música.

En mi caso, no acepto llamadas de teléfono o reuniones hasta después de las 11:00 a.m., sencillamente porque desde que me levanto – sobre las 8 a.m. o 9 a.m – hasta esa hora en la que conecto con el mundo, quiero desconexión, calma, serenidad y paz, pensar en cosas que nada tienen que ver con el trabajo, meditar, incluso hacer deporte. Esta pequeña desconexión forma parte de mi ciclo y me proporciona el suficiente flow, como para dar lo mejor mí durante más de 12 horas seguidas, sin parar ni siquiera a comer o cenar si fuera necesario. Proyectos, decisiones, tareas, entrenamientos, eventos o cualquier otra cosa. Eso sí, cuando estoy realmente enfocado en algo, tomo un tiempo después para descansar y pasar a la siguiente tarea. 90 minutos de esfuerzo, recuerda.

Mi pico de productividad ocurre entre las 17h y 22:30h. Aquí no suelo prestar atención a la bandeja de entrada del email, tampoco a Twitter u otras plataformas sociales.


Optimiza y automatiza

Crea, modifica, optimiza y automatiza

De los cuatro pasos optimizar es el que potencia el trabajo inteligente. Optimizar implica la creación de una versión sostenible de tus activos. Por ejemplo, cuando pasamos una propuesta para una conferencia, ese esquema completo; título y descripción, programa, objetivos y audiencia y sus contenidos, van a una carpeta en Evernote para volver a utilizarlo ante una situación similar. Lo mismo ocurre con publicaciones en mi blog, eventualmente se convierten en presentación-conferencia o viceversa. Incluso emails internos con reflexiones entre equipo, colaboradores o partners no sólo han producido algunas de esas publicaciones, sino presentaciones e incluso proyectos o sistemas con los que actualmente trabajo.

Sobre la automatización, cuando sea para mejorar tu productividad en tareas repetitivas, como por ejemplo: el envío cada 15 días del boletín semanal a tus clientes, comprobar el estado de tu marca en Internet monitorizando menciones en social media o realizar pagos y cobros a finales de mes. Entonces la automatización puede ser un gran método organizacional y personal para trabajar inteligentemente. Imagina que debes estar creando conversaciones con prescriptores online, repetidamente, diariamente, es más inteligente crear un sistema de calendarización con horas, canales y mensajes que hacerlo cuando te acuerdes.


Disciplina, constancia y curiosidad

Son los últimos elementos que considero para pulir el trabajo y convertirlo en inteligente. Siempre que llega una nueva tarea, un nuevo objetivo o proyecto, lo primero que hago es intentar los sistemas de trabajo inteligente que ya he creado, plantillas, listas de prioridades, disección de objetivos, asignación de recursos y personas, timing, etc.

La disciplina es imprescindible para lograr que estos sistemas inteligentes funcionen, si empiezas con la práctica de no mantener reuniones de más de 25 minutos, adquiere el compromiso sea cual sea la circunstancia. La constancia creará el resultado, cualquiera que sea el sistema inteligente que tratas de implantar, practícalo durante más de 60 días, es la única manera de valorar si merece la pena o no. Y la curiosidad te ayudará a buscar recursos como el que ahora estás leyendo para mejorar tu trabajo inteligente, un método disruptivo a tu alcance.



Fuente:
[1] Como Trabajar Inteligentemente - Isra Garcia

Publicado el martes, 19 de julio de 2016 por @Cyberprimo

domingo, 17 de julio de 2016

Cumplimos Nueve Años Online!


Realmente impresionante ya llevamos nueve años en linea con este proyecto, el tiempo pasa muy rápido en verdad. Cuando iniciamos no nos visualizamos en este punto, bueno no en ese momento. Sin duda esto ha sido una de las experiencias mas gratas, el poder estar e iniciar con el boom de lo que es y fue el blogging en su momento. Tener un espacio en el que poder compartir experiencias, vivencias, entre otras cosas y retroalimentarse con sus aportes no tiene precio en verdad. 

Quiero agradecer a todo el equipo, y en especial a las personas que han estado a través de estos años, opinando, valorando y de alguna forma participando activamente con el blog y las redes sociales. Es para mi un gusto y un placer el poder contar con ustedes.

Gracias por estar aquí y compartir un poco de su tiempo en este su blog, son nuestra motivación para seguir. Brindo a la salud de todos ustedes, por todas las experiencias buenas e inolvidables, por los años que vienen y las experiencias maravillosas que están por llegar. 

SALUD A TODOS!

Publicado el domingo, 17 de julio de 2016 por @Cyberprimo

domingo, 12 de junio de 2016

Ensenanzas de la filosofia zen para alcanzar el bienestar


El zen es un conjunto de prácticas derivadas de algunas religiones orientales como el budismo que busca la plenitud a partir de sanar y abrir la mente para poder disfrutar del presente sin ansiedad ni remordimientos. Estas son algunos de las enseñanzas de esta filosofía que sin duda te harán más feliz:

1. No siempre tienes la razón y no importa. A esta vida venimos a aprender y a equivocarnos, sólo cuando renunciamos a tener la razón podemos comenzar a entender nuestro entorno y sentirnos cómodos en él.

2. Hay cosas que no están en tus manos. Intentar controlar todo a tu alrededor solamente te generará estrés y ansiedad. Acepta y confía en que las cosas saldrán bien.

3. Deja de culparte. Todos cometemos errores y esos errores nos hacen mejores personas, aprende a perdonarte y haz las paces contigo mismo.

4. Nada es lo que parece. Una parte importante de la filosofía zen es que todo es una construcción mental, deja de juzgar tan duro y mejor trata de mantener la mente abierta.

5. Ponle un alto a las quejas. Está bien alzar la voz cuando algo no te parece, pero vivir buscando algo de qué quejarte solamente te hará muy infeliz.

La verdadera felicidad está oculta en las pequeñas acciones que realizamos día a día, deja que la filosofía zen te ayude a descubrirlas. Practica estas acciones cada día y notarás enormes cambios, no sólo en ti, sino en todas las personas que te rodean.

Saludos y hasta la próxima!

Publicado el domingo, 12 de junio de 2016 por @Cyberprimo

sábado, 21 de mayo de 2016

Que no hacen las personas con inteligencia emocional?


Parece que las personas creen que lo más inteligente es no tener emociones en absoluto, y que ser efectivo es ser como un robot sin conciencia altamente operacional, y es todo lo contrario. Las personas que saben cómo expresar, procesar y ajustar su experiencia viven una vida más completa y auténtica. Por eso tomándolos de referencia listamos las principales cosas que las personas con inteligencia emocional no hacen.


1. No asumen que la forma en que piensan y sienten sobre una situación es la realidad

Reconocen sus emociones como respuestas, no como medidores precisos de lo que sucede, y aceptan que esas respuestas pueden tener relación con sus propios problemas.


2. La base de sus emociones no es externa

Sus emociones no son “algo que alguien más hace” y por tanto “un problema de alguien más para resolver”. Entienden que cada uno es la causa última de lo que vive, y eso los mantiene a salvo de pensamientos de tipo: “Como el universo se equivocó, el universo tiene que corregirlo”.


3. No asumen saber qué es lo que los hará verdaderamente felices

Como el único marco de referencia que tenemos en un momento dado es lo que sucedió en el pasado, en realidad no significa que determine qué nos haría realmente felices (como opuesto a sentirse “a salvo” de lo que nos desagrada sobre nuestras experiencias pasadas).


4. No piensan que tener miedo es señal de estar en el camino equivocado

La indiferencia sí es una señal de que estás en el camino equivocado. El miedo significa que estás tratando de avanzar hacia algo que te gusta, y que tus viejas creencias o experiencias que aún no sanan aparecen en el camino.


5. Saben que la felicidad es una elección pero no sienten la necesidad de hacerla todo el tiempo

No se encuentran atrapados en la ilusión de que la felicidad es un estado de permanente alegría. Se dan tiempo para procesar todo lo que están viviendo, de manera natural. Es en esa no-resistencia en donde encuentran la satisfacción.


6. No permiten que alguien más elija sus pensamientos

Reconocen que a través del condicionamiento social, muchas veces son influenciados por pensamientos, creencias y formas de pensar que nunca fueron suyos en primer lugar. Para combatirlo, hacen un inventario de sus creencias, reflexionan sobre sus orígenes y deciden si esa referencia les sirve o no.


7. Reconocen que ocultar los sentimientos no es inteligencia emocional

No ocultan sus sentimientos ni tratan de disimularlos tanto como para hacerlos desaparecer. Sin embargo, tienen la capacidad de retener su respuesta emocional hasta que se encuentren en un ambiente que sea apropiado para expresar cómo se sienten. No suprimen emociones, las manejan de manera efectiva.


8. Saben que un sentimiento no los matará

Han desarrollado suficiente resistencia y la conciencia de saber que todas las cosas, incluso las peores, son transitorias.


9. No se convierten en amigos cercanos de cualquiera

Reconocen que la verdadera intimidad y confianza se construyen, y que debes ser exigente de con quién las compartes. Pero no están cerrados, simplemente son conscientes y están atentos. Eso define que alguien entre o no en su vida y su corazón. Son amables con todos, pero realmente abiertos con unos pocos.


10. No confunden un mal presentimiento con una mala vida

Evitan proyectar el momento presente en el futuro previsible. Las personas emocionalmente inteligentes se permiten días malos. Se dejan ser humanos y así encuentran el mayor sentimiento de paz.


Sin duda la inteligencia emocional es probablemente el rasgo más poderoso y aún poco valorado en nuestra sociedad. Creemos que nuestras acciones cotidianas van marcadas por la lógica y la razón,cuando realmente es todo lo contrario.

Saludos y hasta la próxima.


Publicado el sábado, 21 de mayo de 2016 por @Cyberprimo

sábado, 2 de abril de 2016

20 Trucos psicológicos que harán tu vida más fácil


Hoy quiero compartirte algunos increíbles trucos psicológicos que te ayudarán a obtener mejores resultados con las personas en las diferentes situaciones que vivimos día con día.

1. Observa siempre los ojos de las personas

Cuando conozcas a gente nueva, trata de observar la zona de color en sus ojos a la vez que sonríes. Podría deberse a que sostengas la mirada uno o dos segundos más, pero puedo decirte que la gente siempre responde favorablemente a ello.

2. Presta atención a sus pies

Si te acercas a dos personas que están en medio de una conversación, y sólo acercan sus torsos pero no sus pies, quiere decir que no desean que te sumes a la conversación. Del mismo modo, si tú estás en medio de una conversación y piensas que la persona te está prestando atención porque su torso está ligeramente inclinado hacia ti, pero sus pies se dirigen hacia otra dirección, quiere decir que no está realmente interesada o desea terminar la conversación.

3. El fenómeno de ‘los pies en la puerta’

Las personas tienen más posibilidades de estar de acuerdo en hacer una tarea mayor para ti si antes les pides hacer algo más simple. El compromiso gradual hace que las personas piensen que les gusta.

4.  O bien, pídeles hacer una tarea ‘poco razonable’

Cuando les pidas que hagan algo complejo probablemente te dirán que no o se excusarán, entonces pídeles lo que quieras, una tarea más razonable, y tendrás más posibilidades de que ellos estén de acuerdo.

5. Resulta bueno preguntar si pueden hacerte un pequeño favor

Si le pides a alguien hacerte un pequeño favor, la disonancia cognitiva los hará creer que porque lo hicieron, les agradas. Lo cual es bueno, ¿cierto?

6. Si le haces a alguien una pregunta y responde parcialmente, sólo tienes que esperar


Si te quedas en silencio y mantienes el contacto visual, por lo general esa persona seguirá hablando o concluirá la frase que empezó.

7. Masticar goma de mascar cuando estás nerviosa te ayuda a calmarte

Al parecer si comes o masticas algo cuando estas nervioso, tu cerebro razonará: “Si yo estuviera en peligro no podría comer. Así que no estoy en peligro”. Eso te ayudará a calmarte poco a poco.

8. Procura mirar el hombro de otra persona mientras caminas

Cuando camines por la acera trata de mirar por el hombro de una persona que vaya adelante o entre las cabezas de un grupo de gente. Tu mirada te muestra hacia dónde vas y ellos te ayudarán a guiarte o te mostraran una brecha para evitar caer.

9. Cuando estudies o aprendas algo nuevo trata de explicarlo

Si estás estudiando con un grupo de amigos, hazles preguntas y explicalo. Si eres capaz de enseñar algo así, tú también lo entenderás.

10. Llama a la gente que acabas de conocer por su nombre

Si te refieres a las personas por su nombre de una forma afectuosa, se establecerá un sentido de confianza y amistad de inmediato.

11. Antes de entrar a una entrevista de trabajo cambia tu estado psicológico

Repítete a ti misma: “Conozco a estas personas de toda la vida. Sólo somos viejos amigos poniéndonos al día, no puedo esperar a verlos de nuevo”. Visualiza la experiencia, da la mano, mantén contacto visual e inicia la conversación. ¿Qué cosas no puedes esperar para decirles?

Mantén una actitud abierta, de pie con las piernas separadas, las manos en las caderas y los hombros hacia atrás y siempre sonríe mientras haces esto. Puede sonar a cliché, pero las personas que tienen control sobre su estado psicológico tienen un poder de sugestión muy fuerte.

12. Si consigues verte realmente feliz y emocionada de ver a otras personas, van a reaccionar de la misma manera cuando te ven

No siempre sucede la primera vez, pero sin duda sucederá a la próxima.

13. Cuando la gente está enojada contigo, si te mantienes tranquila, estarán aún más furiosos y se avergonzarán de ello después

14. Si tienes la mano cálida cuando saludes a otra persona, te convertirás en alguien más deseable, que puede llevarse bien con todos

15. La gente tiene una imagen de sí misma y van a luchar por mantenerla

Cuando te des cuenta, o conozcas más a esa persona, utiliza esa información sabiamente. Puedes hacer que te tenga aversión si atacas su propia imagen.

16. Falsa atribución de excitación

Cuando tengas una primera cita, vayan a un lugar emocionante que haga que su corazón lata fuerte, como una montaña rusa o ver una película de terror. Esto hace que la adrenalina suba, y le hará pensar que disfruta pasar tiempo contigo (no por la actividad en sí).

17. La confianza es la clave

Camina dentro de un lugar con aplomo y asume que le agradas a todo el mundo. Jamás bajes la cabeza. Mantenerte erguido demuestra más confianza en ti mismo.

18.  Los efectos físicos del estrés

El aumento en la respiración y los latidos del corazón son idénticos en el estrés que en el coraje. Cuando sientas estrés por cualquier situación, de inmediato debes replantearlo, porque tu cuerpo se prepara para sentir coraje, no estrés. Es un gran ejemplo de re-estructuración cognitiva, y puedes hacer de una situación estresante un reto y no una amenaza.

19. La gente no recordará lo que dijiste, sino la forma en la que los hiciste sentir

20. Si muestras una sonrisa lo más grande que puedas, te sentirás más feliz automáticamente

21. Despierta con una buena actitud

En el momento en que el despertador suena, inmediatamente siéntate, abre y cierra tus puños y grita:  ¡SÍ!

22. Todos somos extraordinariamente conscientes del tacto

Si alguien apoya ‘accidentalmente’ su rodilla en tu rodilla, puede actuar como si no se diera cuenta, pero definitivamente sabe que está ahí.

Publicado el sábado, 2 de abril de 2016 por @Cyberprimo

Copyright © Cyberprimo.com - All Rights Reserved
Siguenos en: Facebook, Twitter y Google Plus