lunes, 5 de diciembre de 2016

Los 7 habitos que causan pobreza mental


Nuestras costumbres influencian nuestro estado físico y emocional, además de programar nuestro comportamiento que acaba por definir nuestra vida. Hay hábitos de los que sería mejor olvidarse, evitar a como dé lugar. Algunos de ellos son los siguientes:


1. - Autocompadecerse

Las raíces de la pobreza empiezan a crecer cuando la auto-compasión y brotan las quejas acerca de lo "miserable" de tu vida. No tienes la figura que deseas, no tienes los ingresos que querrías, la educación que recibiste no es la que necesitabas, tu casa no es como la de la revista, el clima de hoy no te agrada, el vendedor en la tienda no te escuchó como debía, y todo, absolutamente todo a tu alrededor puede ser un motivo para sentir lástima de ti mismo y quejarte de tu mala suerte. 

Entre tanto, las personas que tienen la costumbre de autocompadecerse van perdiendo la simpatía de quienes los rodean. Y es que claro nadie quiere compadecerse eternamente de alguien así, con una vida llena de malas noticias. Nadie espera nada de un hipocondríaco crónico, se sabe que lo único que puede hacer es gimotear y por eso tampoco es común que se lo invite a nada ni se le tenga en cuenta. Para alguien así es muy difícil entablar relaciones personales que a su vez son muy importantes para forjar una carrera y conseguir un trabajo interesante. Autocompadecerse es la mejor manera de ganarse un sueldo miserable y tener una vida gris. 


2. - Ahorrar en todo

Si en la tienda siempre vas en busca de la sección de rebajas, si piensas que les pagan más a tus colegas del trabajo aunque trabajen menos; si nunca le prestas nada a nadie, no dejas ni la más mínima propina a los camareros eso significa que la costumbre de la pobreza ya ha hecho nido en tí.
Los analistas dicen que intentar economizar en todo está lejos de ser signo de ahorro razonable y por el contrario es un síntoma de que la persona es incapaz de balancear sus gastos y sus ingresos. 


3. - Medir todo en dinero

Sólo las personas en cuyas mentes crece la pobreza piensan que la única manera de ser feliz es tener un salario con gran cantidad de ceros y que no hay lugar para la alegría si no se tiene ropa cara, casa propia y un automóvil de alta gama. Los sociólogos aseguran que al responder a la pregunta ¿qué necesitas para ser feliz? sólo aquellos con una mentalidad de pobreza empiezan enumerando los bienes materiales, mientras que aquellos con un punto de vista mejor enfocado mencionan el amor y la amistad en primer lugar. Lo interesante es que este último tipo de personas rara vez hablan de cuentas bancarias porque piensan que la riqueza se mide en la capacidad de generar ingresos y tener visión. Una persona verdaderamente exitosa no depende del tamaño de su saco de oro. 


4. - Entrar en pánico cuando el dinero se acaba.

Si con sólo pensar que se puede ser parte de la próxima oleada de despidos el pulso se acelera eso puede ser un síntoma de una mente programada para la pobreza. La verdad es que el dinero es un fluido que va y viene.


5. - Gastar más de lo que se gana

Si trabajas en dos lugares pero aún así no te alcanza el dinero es hora de cambiar algo en tu vida. Si una persona no logra entender en qué se diferencia un crédito de otro lo más probable es que nunca llegue a conocer la estabilidad económica. 


6. - Hacer lo que no te gusta

¿Si no lo hago yo entonces quién lo hará?. Los psicólogos afirman que las personas cuyos empleos no les satisfacen están potencialmente programados para la pobreza y lo que podríamos llamar "mala suerte". La razón está en los sentimientos que se despiertan en la persona al tener que ocuparse de asuntos que no le gustan. Para desterrar esa costumbre es necesario hacer no lo que alguien más necesita, sino lo que más nos produzca satisfacción. Sólo en ese caso es posible ver resultados "milagrosos". Ya dicen por ahí, si vas a ser zapatero, debes ser el mejor; y con razón, si te gusta lo más probable es que acabes teniendo una zapatería. 


7. - No tener una buena relación con las personas de tu familia.

Aunque podría parecer que tener malas relaciones con los miembros de tu familia no es algo tan grave en realidad eso genera una especie de "tabú" mental y un malestar que podría llegar a convertirse en odio. El odio se convierte en amargura y la amargura en pobreza mental, que a su vez no permite ningún tipo de cambio ni perdón. 

Estos son las 7 costumbres que debemos empezar a cambiar para mejorar nuestras vidas.


Saludos y hasta la próxima

Publicado el lunes, 5 de diciembre de 2016 por @Cyberprimo

jueves, 17 de noviembre de 2016

10 hábitos que te impiden llegar al éxito



Todo el mundo quiere llegar al éxito, ganar, ser feliz y triunfar en la vida. Quien no sueña con ser millonario o estrella de rock & roll. En algunos casos, sino es que en la mayoría, nosotros somos nuestros peores enemigos a la hora de tener que cumplir con nuestras metas y sueños. Tenemos muchos hábitos que empañan nuestras posibilidades de llegar al éxito.

El portal Business Insider numera 10 hábitos que la gente sin éxito hace y que son un obstáculo en su propia carrera de vida. Te dejo con esta lista para que la analices y trates de evitar estos puntos.

1. Excusas: Explicar y ofrecer el contexto de algún error cometido es normal, pero una vez que empieces a dar excusas por los fracasos, corres el riesgo de que las personas duden de tu sinceridad.

2. Descuido: Si el éxito se logra a costa de la salud, eso no vale la pena. Las personas con éxito le dan prioridad a su bienestar propio.

3. No terminar las cosas: El éxito requiere de compromiso y perseverancia. Si nunca terminas alguna actividad por encontrar otra alternativa, mejor prepárate para la decepción.

4. Manejar la crítica: La clave es tratar las críticas constructivas como valiosas oportunidades de aprendizaje.

5. Negatividad: Este aspecto es contagioso. Si te juntas con personas hostiles, tu comportamiento va a adquirir esa tonalidad.

6. Delicado: Si deseas alcanzar tus objetivos, ten en cuenta que debes empezar desde abajo. No esperes que alguien te reciba con pétalos de rosas en el trabajo.

7. Cangrejos: La competencia no tiene nada de malo, la cuestión es no rebajar a los demás con tal de llegar al éxito. El sabotaje es terrible y una pérdida de tiempo.

8. Malos comunicadores: La comunicación requiere de práctica y es crucial para el éxito.

9. Aplazar las cosas: Si eres propenso a soñar despierto y perder el tiempo, lo mejor es establecer algunos hábitos que te ayuden a gestionar tus actividades.

10. Mal lenguaje corporal: Falta de contacto con los ojos, postura encorvada e inquietud son algunos hábitos en las que la gente sin éxito cae.

Publicado el jueves, 17 de noviembre de 2016 por @Cyberprimo

miércoles, 12 de octubre de 2016

Las 6 claves del éxito de Arnold Schwarzenegger



La gente me pregunta todo el tiempo, me dice:
¿Cual es el secreto para el éxito?

Lo primero es CONFIAR EN TI MISMO.
Pero lo que es aún más importante que esto es que tienes que ir a lo mas profundo de tu interior y preguntarte:
- ¿Quien quieres ser?
No, 'Qué', sino, 'Quién'. No lo que te hayan dicho tus mayores, ni tus maestros deja libre todo aquello y pregúntate:
- ¿Qué es aquello que realmente te hace Feliz?
No importa que tan loco suene o parezca eso para la gente. Así que confía en ti mismo sin importar los que los demás piensen

Lo segundo que debes hacer es ROMPER ALGUNAS NORMAS.
Tenemos demasiadas normas en la vida para casi todo. Yo digo:
- Rompe las normas, no las leyes. Pero acaba con aquello que es normal.
Es imposible ser sobresaliente o muy original, ser distinto,si te comportas como todos y no rompes algunas normas.
Tienes que pensar por afuera de los parámetros, eso es lo que creo. Esa es la clave.
- ¿Que sentido tiene comportarse como todos y lograr agradar a todos? 
La única forma del éxito es rompiendo ciertas reglas.

Lo que claro me recuerda, lo tercero a saber. NUNCA TENGAS MIEDO DE FALLAR.
En cualquier cosa que he intentado, nunca estuve exento de fallar.
No siempre se puede ganar, pero no tengas miedo en tomar la decisión de hacerlo.
No te dejes paralizar por el miedo al fracaso por que sino no te exigirás nada.
Mantén siempre tu esfuerzo creyendo en ti mismo y en la imagen que has soñado para tu vida.
Y recuerda siempre que si te mantienes haciendo lo correcto, el éxito llegará, 
así que, no tengas miedo a fallar

La cuarta regla es, NO ESCUCHES A NADIE.
-¿Cuántas veces has escuchado que no se puede hacer esto o aquello, por que nadie nunca lo ha logrado antes?
Yo amo escuchar que 'nadie lo ha hecho antes', por que entonces pienso en que si lo logro significa que seré el primero en realizarlo
Así que no prestes atención a los que digan que algo no se puede hacer.
Yo nunca escuche la frase 'no puedes'. Siempre escucho mi interior que dice: SI, TU PUEDES!

Por ello la regla número cinco, la más importante de todas es: ACCIÓN, SACUDE TU CUERPO!
No dejes nada incompleto. A Muhammad Ali, uno de mis grandes héroes, le preguntaron en su época:

- ¿Cuantas abdominales hace usted regularmente?
El respondió:
- No lo sé, no las cuento todas. Yo solo cuento cuando empiezan a dolerme. Por que esas son las que realmente cuentan. Las que me hacen ser el campeón que soy.
Muhammad Ali

SIN DOLOR NO HAY VICTORIA
Siempre que flojees en tus cosas habrá otro en algún lado haciéndolo mucho mejor que tu. Alguien no sabes donde, es más listo que tu, y trabaja duro por esforzarse cada vez más.
No hay absolutamente ninguna otra forma de triunfar en la vida si no es por el constante esfuerzo.
Ninguna de estas, mis reglas, te funcionará a no ser que te comprometas con la ACCIÓN
Para todos el día tiene 24 horas. Así que duerme 6 y aprovecha las 18 horas restantes. Se que algunos me dirán que duermen 8 o 9 horas al día.Bueno, entonces. Duerman más rápido.

Por último mi sexta regla: CONTRIBUYE.
Sea lo que hagas en tu vida, siempre debes encontrar la manera de retribuir a los demás. Algo a tu comunidad, a tu estado o a tu país.
Ayudar a los demás, es algo que te dará a cambio una plenitud que no se asemeja a nada que hayas alcanzado antes. Recuerda estas 6 reglas que te doy.

Publicado el miércoles, 12 de octubre de 2016 por @Cyberprimo

miércoles, 7 de septiembre de 2016

7 Principios Básicos Para Comenzar A Crear Una Conciencia Espiritual


Vivimos en un mundo tan complejo que muchas veces olvidamos nuestra parte más pura de nosotros, lograr escuchar y ver a través de nuestro interior, sólo así lograremos cambiar nuestra perspectiva de la vida y lograr cambios positivos, éstos son 7 principios básicos para comenzar a crear una conciencia espiritual.


1. Reflexiona, observa tu presente

Si dedicáramos con atención un momento de nuestra vida para hacer conciencia del momento presente, podríamos fotografiar y grabar en nuestra alma los momentos amorosos que vivimos diariamente. En la unión del pensamiento y el sentimiento, se nos da la plenitud permitiéndonos así crecer espiritualmente.


2. Escoge qué camino tomarás en tus decisiones diariamente

El universo nos hizo libres para realizar nuestra vida. El tener la conciencia suficientemente atenta para observar tus actitudes y reacciones antes de la acción, te da la posibilidad de saber por qué camino deseas ir, hay dos: por el del ego o por el de tu alma. Irte por el ego implica todo lo que el miedo te provoca y serán actitudes egoístas, resentidas y defensivas, que te darán como respuesta solamente lo mismo que haces, dado que toda acción va y viene en la misma forma, se regresará a ti, todo el egoísmo y el miedo. En cambio, optar por el alma, es optar por el amor y así mismo se te regresará lo que des.


3. Renuncia a tener expectativas sobre los demás

Las expectativas provienen de las oscuras pasiones del ego y de la idea que “tienes derecho”. Recapacita sobre tu actitud de amor y perdón. Eso logrará llevarte a un crecimiento espiritual despertando tu conciencia.


4. Cultiva tu generosidad y la gratitud

Todo Vibra. Todo está vibrando, todo está evolucionando pero no lo vemos. El caminar por la vida siendo generoso y agradecido te traerá satisfacción personal e irás entrando al plano del amor incondicional. Al gozo interior.


5. Cultiva el servicio a los demás

No existe un crecimiento espiritual que no vaya de la mano con el servicio al prójimo. El sentido más profundo de la vida se trasciende gracias a dar al otro lo mejor de ti mismo. Todos los grandes maestros han reconocido que la verdadera iluminación se manifiesta en el deseo de estar al servicio de los demás. Encontrar una manera de estar al servicio de los demás es el camino más elevado del alma.


6. Decídete a meditar

El único camino para contactar con tu alma y llevar un itinerario espiritual, viendo los avances en el amor y cambios en tu vida, sólo se logra a través de ejercitarte en la meditación. Despertar la conciencia de tu alma es lo que hace que el hombre entre en su verdadera dimensión espiritual. Tu vida se llenará de la presencia amorosa de quien habita en ti. “Determinarse con una determinada determinación a meditar”.


7. El camino hacia el equilibrio universal

A medida que vas caminando por un sendero espiritual hará que las vibraciones de tu ser se llenen de luz. Todas las acciones provenientes de esa alma serán alineadas con el universo y lograrás estar en armonía y equilibrio con todo el cosmos.

Saludos y hasta la proxima

Publicado el miércoles, 7 de septiembre de 2016 por @Cyberprimo

viernes, 5 de agosto de 2016

Carta de Dios a un Humano


No puedo decirte si existo o no, pero si puedo regalarte unas palabras…

Deja de rezar, deja de darte golpes en el pecho, lo único que quiero es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida; que goces, que cantes, que hagas arte, que llores, que rías…
He dejado las estrellas en el firmamento, las flores del campo, el amanecer y el atardecer para que me veas; las aves cantoras, el murmullo de la brisa para que me oigas; he dejado los frutos y nada he querido negarte para que siempre me recuerdes y sepas que te amo.

Olvida los templos, las iglesias… mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, las playas. Ahí es en donde vivo y ahí expreso mi amor por ti, mi casa está en ti , en todo los hombres y mujeres, animales y plantas, en todas las cosas que existen; esa es mi casa.

Yo no tengo sacerdotes, pastores, gurús, rabinos; no busques tu camino con ellos… la vida se trata de encontrar tu camino mirando hacia tu interior, descubriéndolo por ti mismo.

No podrás encontrarme en ninguna Biblia, en ningún Corán, Canon pali, Torá, Araniaka o en algún otro libro… Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus padres, en los ojos de tus hijos o los del ser amado… No me encontrarás en ningún libro.

Deja de culparme de tu vida; eres tú mismo que te has encadenado a ti mismo, a tus vibraciones negativas; te has encadenado a la envidia, al egoísmo, al odio, a la vanidad, a los celos, a todo eso te has atado; eres sólo tú quien ha querido sufrir. Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.

No te podría decir si hay algo después de esta vida, pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de vivir...

Yo puedo existir para ti si tu eliges que exista, puedes darme la imagen que tú desees; puedes creer en mi si tú lo deseas, pero… no es lo que yo deseo… no quiero que creas en mí, quiero que adores a la vida, que adores a tu propio cuerpo, quiero que creas en el respeto, en la naturaleza. Quiero que sientas toda la vibración del universo cuando besas a tu ser amado, cuando logras ver los ojos de tus hijos, cuando me ves en la sonrisa de tus padres.

Y si en realidad deseas buscarme, comienza por buscar dentro de ti, descubrirás que soy parte de ti y tú eres parte de mi… y sobretodo, descubrirás que ambos formamos este hermoso, perfecto y poético ente llamado universo.

Publicado el viernes, 5 de agosto de 2016 por @Cyberprimo

martes, 19 de julio de 2016

Trabajando Inteligentemente


A estas alturas creo que todos sino es que la mayoría nos hemos dado cuenta que trabajar arduamente no es sinónimo de ser productivo. Podemos hacer mas con menos eso es seguro y optimizar nuestro valioso tiempo. 

Es por eso que quiero compartirles un par de tips que he encontrado en el blog de Isra Garcia y que me he aplicado para este fin. Aquí hay algunas técnicas que son útiles para optimizar nuestro tiempo y esfuerzo:


Evalúa todo lo que necesita ser hecho por ti

¿Recuerdas la campana de Gaus? Aquí aplica igual, el 80% de lo que obtienes proviene del 20% de tus esfuerzos. Identifica que 20% es el más valioso, una vez hayas hecho esto, enfoca tu tiempo y energía en esa dirección que crea el progreso.

Esto es posible seleccionando los indicadores de éxito adecuados que manejan tus actividades. Es necesario crear tareas con las que poder lograr gran impacto. Aquí tres fundamentos para evaluar el potencial de impacto:

1. Examina detenidamente tu estrategia y métodos desde la perspectiva de tu situación particular.
2. Articula y analiza el impacto de tu trabajo en ti mismo, tu equipo, socios y clientes.
3. Evalúa tu propia habilidad de ejecutar, centrándote en la estructura de tus activos y capacidades.


Aumenta los objetivos a corto plazo, reduce aquellos a largo

Esto se consigue dividiendo los objetivos a largo plazo en bastantes objetivos a corto plazo. Imagina que quieres dar la vuelta al mundo en tres años, ¿dónde te gustaría estar el año que viene?

Digamos que quieres crear una empresa, con un producto diferenciado. Tu objetivo a un año sería desarrollar, comercializar y analizar las ofertas del mercado. Tus primeros 30 días deberían estar enfocados a definir el propósito, audiencia y uso del producto.

Es posible trabajar en una multitud de proyectos con una gran variedad de objetivos, la clave está en dividirlos en micro-objetivos que puedas cumplir cada día y que no te lleven más de 30 minutos o 1 hora para completarlos. Cuando el micro-objetivo requiere más tiempo, lo divido en bloques de 90 minutos, tiempo máximo de enfoque intenso en algo (ritmos ultraradianos). Limita los proyectos, negocios o tu profesión a objetivos limitados con resultados medibles, eso te permitirá no quedar sobrecogido por el trabajo.


Aprovecha tu ciclo

Conozco a personas como Josef, Juan, Oscar y Aitor que son más productivos por las mañanas que por las tardes o noches. En cambio otros como Enrico, Diego o yo mismo, trabajamos mejor por la tarde – noche. La mejor manera de trabajar inteligentemente es aprender cual es tu ciclo. Examina que horas son aquellas que completas más tareas, de la misma manera que aquellas horas en las que solo piensas en descansar, hacer deporte, leer o escuchar música.

En mi caso, no acepto llamadas de teléfono o reuniones hasta después de las 11:00 a.m., sencillamente porque desde que me levanto – sobre las 8 a.m. o 9 a.m – hasta esa hora en la que conecto con el mundo, quiero desconexión, calma, serenidad y paz, pensar en cosas que nada tienen que ver con el trabajo, meditar, incluso hacer deporte. Esta pequeña desconexión forma parte de mi ciclo y me proporciona el suficiente flow, como para dar lo mejor mí durante más de 12 horas seguidas, sin parar ni siquiera a comer o cenar si fuera necesario. Proyectos, decisiones, tareas, entrenamientos, eventos o cualquier otra cosa. Eso sí, cuando estoy realmente enfocado en algo, tomo un tiempo después para descansar y pasar a la siguiente tarea. 90 minutos de esfuerzo, recuerda.

Mi pico de productividad ocurre entre las 17h y 22:30h. Aquí no suelo prestar atención a la bandeja de entrada del email, tampoco a Twitter u otras plataformas sociales.


Optimiza y automatiza

Crea, modifica, optimiza y automatiza

De los cuatro pasos optimizar es el que potencia el trabajo inteligente. Optimizar implica la creación de una versión sostenible de tus activos. Por ejemplo, cuando pasamos una propuesta para una conferencia, ese esquema completo; título y descripción, programa, objetivos y audiencia y sus contenidos, van a una carpeta en Evernote para volver a utilizarlo ante una situación similar. Lo mismo ocurre con publicaciones en mi blog, eventualmente se convierten en presentación-conferencia o viceversa. Incluso emails internos con reflexiones entre equipo, colaboradores o partners no sólo han producido algunas de esas publicaciones, sino presentaciones e incluso proyectos o sistemas con los que actualmente trabajo.

Sobre la automatización, cuando sea para mejorar tu productividad en tareas repetitivas, como por ejemplo: el envío cada 15 días del boletín semanal a tus clientes, comprobar el estado de tu marca en Internet monitorizando menciones en social media o realizar pagos y cobros a finales de mes. Entonces la automatización puede ser un gran método organizacional y personal para trabajar inteligentemente. Imagina que debes estar creando conversaciones con prescriptores online, repetidamente, diariamente, es más inteligente crear un sistema de calendarización con horas, canales y mensajes que hacerlo cuando te acuerdes.


Disciplina, constancia y curiosidad

Son los últimos elementos que considero para pulir el trabajo y convertirlo en inteligente. Siempre que llega una nueva tarea, un nuevo objetivo o proyecto, lo primero que hago es intentar los sistemas de trabajo inteligente que ya he creado, plantillas, listas de prioridades, disección de objetivos, asignación de recursos y personas, timing, etc.

La disciplina es imprescindible para lograr que estos sistemas inteligentes funcionen, si empiezas con la práctica de no mantener reuniones de más de 25 minutos, adquiere el compromiso sea cual sea la circunstancia. La constancia creará el resultado, cualquiera que sea el sistema inteligente que tratas de implantar, practícalo durante más de 60 días, es la única manera de valorar si merece la pena o no. Y la curiosidad te ayudará a buscar recursos como el que ahora estás leyendo para mejorar tu trabajo inteligente, un método disruptivo a tu alcance.



Fuente:
[1] Como Trabajar Inteligentemente - Isra Garcia

Publicado el martes, 19 de julio de 2016 por @Cyberprimo

Copyright © Cyberprimo.com - All Rights Reserved
Siguenos en: Facebook, Twitter y Google Plus