Gracias por visitar El blog de Cyberprimo - Recomienda este sitio web a tus amigos

jueves, 4 de marzo de 2010

El Poder de Internet y la Nube


Internet un espacio que por su libertad promete ser encantador y dinámico. Millones usuarios en sus computadoras, conectados entre sí, compartiendo cantidades industriales de información a través de la mayor red mundial jamás imaginada dan fe de ello.

Sin duda la Internet bien podría ser un invento digno de las estrafalarias ideas de Leonardo da Vinci o de las impresionantes y asombrosas novelas de Julio Verne, pero no es así.

La Internet surge con el nacimiento de la famosa ARPANET (Advanced Research Projects Agency Network) creada por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos allá por el año de 1969. Esta antigua red vio surgir muchos servicios entre ellos el correo electrónico inventado por Ray Tomlinson en 1972. Aunque no fue hasta 1983 cuando se estandarizo el protocolo TCP/IP que surgió la Internet tal y como la conocemos hoy en día.

El poder de la nube, como en el argot popular se le conoce a la Internet, no radica en su gran variedad de plataformas o sistemas operativos ni en la magnitud de la misma. El poder de internet está en la información que circula por la misma.

Internet básicamente es un gran cúmulo de información. Información que los mismos usuarios ponen a disposición dentro de la misma y que va creciendo día con día. No por nada Internet es considerado el mejor medio para encontrar la información que se quieren cuando se necesitan.

Toda esta información no tiene un orden definido, y entre el caos y las novedades uno llega a sentirse como niño en una dulcería. Recordando la década de los 90s cuando Internet llego a integrarse en la vida cotidiana de millones de personas fue visto como una gran novedad y una poderosa herramienta, aunque la verdad éramos pocos los que la usábamos y hacíamos menos ruido que ahora.

Hoy muchos años después con conexiones de banda ancha hasta en los centros comerciales, el Internet ya es parte de la vida cotidiana.


Como todos sabemos lo más importante desde el punto de vista computacional mas allá de la estructura del medio es la información que circula por el mismo. Desde sus inicios el Internet fue un lugar con abundante información y alrededor de esta se fueron creando empresas como los buscadores (Google, Yahoo, Lycos por nombrar algunos), mismos que ofrecen servicios e indexan páginas web poniendo un poco de orden entre tanto caos. A la par nacieron comunidades web, foros y salas de chat en el afán de darle un toque social a la Red.

Pero el verdadero enfoque colaborativo y de construcción social que hizo la transición de la web 1.0 (el contenido estático) a la web 2.0 (el contenido dinámico) se dio gracias a los usuarios. Así es, detrás de todos esos avances tecnológicos que no son necesarios comprender para hacer uso de la misma, existen millones de usuarios colaborando y haciendo un intercambio ágil y eficaz de información.

Hoy en día toda esa amplia gama de servicios, como las redes sociales, los blogs y los wikis nos permiten colaborar e interactuar con otros usuarios. Hay un fenómeno en especial que me llama mucho la atención y son las redes sociales. Años atrás muchos éramos algo escépticos de llegar a creer que las redes sociales llegarían a competir fuertemente con la radio y la televisión como medios de comunicación, o más aun que la opinión de un usuario tuviera el mismo peso que el de un prestigiado periódico o publicación.

Todo esto se dan en parte gracias a la estructura descentralizada de la misma lo que la hace independiente de cualquier organización o país, algo así como el mundo globalizado que muchos alguna vez soñaron. Aunque tampoco hay que quitarle un poco el merito a las nuevas generaciones que lo han adoptado como algo propio y cotidiano de sus vidas. Bien sabemos que como seres humanos somos un poco reacios al cambio y si a eso le sumamos el exceso de información que muchos traemos encima, es de agradecerse que al ver el uso que las nuevas generaciones le dan a la tecnología nos inspiren para crear mejoras en las mismas, nuevos negocios y oportunidades de mercado que difícilmente hubiéramos imaginado.

Sin duda la Web 2.0 es una actitud y no precisamente una tecnología. Es esta la realidad de la red y no otra. Son los usuarios los que le dan sentido a la nube y la convierten en un medio de comunicación muy poderoso y cuya mayor grandeza es la libertad de expresión.

Saludos y hasta la proxima


Sitios relacionados

[1] ¿Cuantos años tiene Internet?
[2] El poder de los servicios en la nube
[3] El poder de internet y la blogosfera

Copyright © Cyberprimo.com - All Rights Reserved
Siguenos en: Facebook, Twitter y Google Plus